Cuando calienta el sol…

Imagina ésto:  cielo perfectamente despejado, arena tibia, una cómoda hamaca, el arrullo del vaivén de las olas, un buen libro y el placer de entregarte al sol,  ¿qué más necesitas para pasar las mejores vacaciones?

A la mayoría de nosotros nos encanta el sol, porque a pesar de los riesgos que asolearse desmedidamente conlleva, seguimos fascinados por tener un buen bronceado, ¿por qué?  Pues porque la luz ultravioleta libera endorfinas, que hace que nos sintamos felices, claro está que además, quién no disfruta de unos momentos de “relax” en una hermosa playa.

Nos queda claro que tomar el sol directamente, hace daño, entonces ¿qué tenemos que hacer? Cuidarnos. Una de las cosas más importantes, es saber exactamente a qué horas estar bajo los rayos solares es menos dañino. El lapso que va de 10 de la mañana a las 4 de la tarde, es cuando los  rayos ultravioletas pueden dañar más tu piel, así que toma en cuenta que si estás al aire libre, busca una sombra donde resguardarte, puede ser una sombrilla o palapa de las que están ubicadas en la orilla de la playa.

Otro detalle básico, es elegir la protección en crema adecuada. El FPS (factor de protección solar) debe aplicarse 20 minutos antes de que planees tu exposición al sol, pues es el tiempo que tarda en penetrar en la piel, pues si no lo haces es como si te expusieras la primera media hora sin ninguna protección.

Aunque no existe ningún protector solar que ofrezca un 100% de bloqueo, pues existen desde los que ofrecen un FPS de 15 hasta el de 100. Debes recordar que es recomendable que te vuelvas a aplicar la crema cada vez que entres y salgas del agua y también cada hora y media, pues sobre todo en la playa, el agua y la arena sirven como un espejo que refleja la luz del sol.

Te recomiendo que antes de utilizar cualquier crema, cheques su fecha de caducidad, pues ésta  indica el tiempo de garantía que tienen los activos que la componen.

Otro de los aliados de lo que te puedes valer para aminorar los efectos del sol son los sombreros de ala ancha, que actualmente están muy moda, además de unos lentes “oversized” con filtro UV, te pueden ayudar a tapar una de las áreas más sensibles del cuerpo que es la cara.

Hay muchas opciones para cuidarte, tú elige, pero como dicen los expertos, nunca salgas  de tu casa y menos cuando tu destino son unas vacaciones en la playa sin alguna protección solar, actualmente en el mercado hay en  crema, gel, con o sin color, y en spray, así que no tienes pretexto, cuida tu piel y disfruta de unos preciosos días en la playa.

 

Comments

comments

Pin It

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>